La Catedral desde la Calle Comercio
La Catedral desde la Calle Comercio

Como comentamos en un artículo reciente, estamos en fechas de grandes salidas a destinos costeros o vacaciones con pernoctaciones duraderas. En este caso no nos queremos olvidar tampoco de todos aquellos que siguen en Madrid trabajando y quieren aprovechar el fin de semana para realizar una escapada veraniega. Vamos a pasar un fin de semana en Toledo, diferente y especial.

En ese sentido, Toledo es uno de esos destinos alrededor de la capital que uno no debería perderse debido a varias razones. La primera es porque cuenta con una historia arquitectónica reconocida a nivel mundial con referencias singulares como son el puente de Alcántara, el Alcázar o la Catedral. Y por otro lado, la cercanía con la capital, que hace que en menos de una hora nos plantemos allí. Y es que visitar su zona medieval o realizar alguna de las rutas por el río Tajo son más que recomendables para culminar un fin de semana de ocio.

Alcázar de Toledo
Alcázar de Toledo

Para los más tradicionales en busca de una visita cultural tenemos el Casco Antiguo toledano. Podemos acudir a monumentos singulares como el Alcázar o la Catedral Primada. El primero de ellos está situado sobre la colina más alta de la ciudad por lo tanto podremos divisarlo desde varios puntos del casco antiguo. Además de poseer interesantes puentes, mantener murallas intactas y atesorar diferentes edificios de reminiscencias teológicas, Toledo también es una de esas localidades de la geografía española que contiene restos romanos. Reclamos como el circo, las termas o los escasos restos del enorme acueducto (algunos de ellos subterráneos), donde podremos descubrir una relación con el sistema de traída, almacenamiento y evacuación de aguas.

La Catedral de Toledo desde la Calle Santa Isabel
La Catedral de Toledo desde la Calle Santa Isabel

Vista de la torre de la Catedral de Toledo desde la Calle Santa Isabel.

Otra propuesta cultural muy interesante es la de visitar museos. Hay una extensa variedad de ellos entre los que, sin duda, destaca el museo del Greco. Un museo que alberga gran parte de la dispersa obra de este artista universal y que está ubicado en una maravillosa casa que conserva unas curiosas cuevas mudéjares y un amplio jardín. En otra variante totalmente opuesta, proponemos el Museo del Ejército. Un espacio de temática bélica que ofrece también una visita virtual infantil y que tiene su centro de ceremonias en el majestuoso Alcázar.

Puente de San Martín

Puente de San Martín, al fondo, la iglesia del monasterio deSan Juan de los Reyes

Para los que busquen relajarse en la naturaleza y salir de la rutina de la gran ciudad proponemos la ruta de 15 kilómetros por el río Tajo. Un itinerario que va de punta a punta de la ciudad y que se puede realizar a pie o en bicicleta. Existen diversos recorridos, entre los que destaca el más antiguo, el que sigue el curso del río desde el Puente de Alcántara hasta el Puente de San Martín (conocido por los toledanos como “Senda ecológica”).

Sea como fuere, las opciones para un fin de semana en Toledo son innumerables y sacian todo tipo de público y exigencias. Que opinais vosotros, ¿alguna sugerencia?

Calle misteriosa de Toledo

Perderse durante la noche por las calles de Toledo es una gran elección…

Deja un comentario