Los turistas que no pernoctan en la ciudad se pierden uno de los más fascinantes atractivos que tiene Toledo: la noche. A continuación ofrecemos algunas pautas para salir de “marcha” o “de copas” por la ciudad.

Hemos comentado, en alguna ocasión, el atractivo que tienen las noches toledanas. La realización de rutas o paseos nocturnos está siendo una de las principales “innovaciones” turísticas que esta ciudad, como tantas otras, ofrece a sus visitantes. Hay empresas de rutas encargadas de ofrecer estos servicios, pero hasta ahora no habíamos tratado el tema de “salir de copas” o “salir de marcha” por la Ciudad Imperial…

Ahora que finaliza el verano, es un buen momento para repasar las zonas de marcha y las ubicaciones más conocidas para tomar una copa o salir a dar una vuelta con los amigos. Si visitas la ciudad por primera vez, te será útil conocer estas zonas, para que tu visita no se convierta en cuestión de azar, o si no deseas ir a la cama del hotel temprano (a no ser que tengas mejor plan)

Toledo no es una ciudad grande. Si te alojas en el casco, tendrás ciertos lugares con animada vida nocturna tanto de vecinos de la ciudad como de visitantes ocasionales. La zona de la Calle Alfileritos, muy cercana a Zocodover está llena de bares y pubs con bastante ambiente los fines de semana e incluso los jueves durante el curso universitario. También cerca de Zocodover podrás encontrar salas que ofrecen música y actuaciones en directo de forma ocasional o tomar algo en una iglesia transformada en sala de fiestas (Círculo del Arte) En la calle Santo Tomé encontrarás animadas terrazas abiertas incluso en invierno que ofrecen suculentas tapas y un lugar muy agradable para pasar un buen rato.

Por otra parte, si lo que buscas es algo más tranquilo, en Toledo puedes tomar una copa por la tarde, principalmente los fines de semana o una “tapa” en el Barrio de Santa Teresa (zona Plaza de Cuba), en el que se encuentran terrazas y diferentes pubs. En cuanto al tapeo, Toledo cuenta con numerosos bares y restaurantes que ofrecen sus especialidades a buen precio. Una tarea muy interesante para el visitante es buscar en el casco antiguo tabernas y bares “ocultos” que ofrecen tapas y excelentes comidas a buen precio.

Jamones colgados en un bar de Toledo
Jamones colgados en un bar de Toledo

Foto: marcp_dmoz en Flickr.com (cc)

También Toledo ofrece una posibilidad que no encontrarás en ninguna otra ciudad: los cigarrales. En los últimos años empresas hosteleras han adquirido ciertos cigarrales (grandes propiedades privadas en las proximidades de Toledo) que han sido transformados en hoteles, restaurantes o terrazas de excepcional calidad, por su servicio y por las inmejorables vistas de la ciudad que ofrecen. No dejes de preguntar por ellos, merece la pena; en algunos casos deberás solicitar un taxi para llegar hasta allí si te quieres evitar una larga caminata, aunque a veces la noche y las vistas lo merecen… Aunque debes tener cuidado que el restaurante al que acudas, no sea que termine cogiendo todo tu dinero…

Finalmente, recomendamos la vista de Toledo nocturna desde un clásico: la ronda del Valle. Alguna terraza y restaurante se ubica por esta zona. Descúbrelos.

 

Deja un comentario