16.6 C
Toledo
martes, mayo 11, 2021
InicioArtículosCuriosidades de ToledoLa roca conmemorativa del ataque nocturno de Alfonso XIII a la Academia...

La roca conmemorativa del ataque nocturno de Alfonso XIII a la Academia de Infantería que aún se conserva en Toledo

Una olvidada roca de gran tamaño ubicada en el campo de maniobras de la Academia de Infantería de Toledo, con una inscripción de 1909 que aún se conserva, recuerda un ejercicio militar realizado por el rey Alfonso XIII por sorpresa en Toledo.

- Publicidad -
- Publicidad -

¿Qué hacía el Rey Alfonso XIII atacando posiciones militares de la Academia de Infantería en Toledo en 1909? Unas maniobras de los alumnos de la Academia llevó al Monarca a tomar un tren y participar personalmente en unos de los ejercicios que ahora os contamos.

Buscando información para un texto más extenso sobre la Academia de Infantería de Toledo que pronto haremos público en estas páginas, nos encontramos con una referencia en un interesante artículo sobre Alijares escrito por el militar, profesor y académico de la RABCH y buen amigo don José Luis Isabel Sánchez en el que se narra un curioso ejercicio militar en el que se implicó el rey Alfonso XIII la noche del 3 al 4 de mayo de 1909.

Alfonso XIII y Toledo

Pero antes de narrar el curioso ejercicio y el porqué de traerlo a estas páginas, debemos recordar la importancia que para el futuro rey Alfonso XIII (nacido en 1886 y bisabuelo del actual rey Felipe VI) tuvo la formación militar y muy especialmente Toledo.

Alfonso XIII ingresó como alumno de la Academia Infantería de Toledo con apenas diez años de edad y posteriormente como Monarca hizo frecuentes y a veces sorpresivas visitas al centro castrense para revisar el estado de las tropas y levantar la moral de los jóvenes alumnos.

Visita del rey Alfonso XIII a Toledo acompañando al rey Victor Manuel de Italia. Desfile de la Academia ante el Rey [PA-CAJA 5-SOBRE 15-3]
Visita del rey Alfonso XIII a Toledo acompañando al rey Victor Manuel de Italia. Desfile de la Academia ante el Rey [PA-CAJA 5-SOBRE 15-3] Fuente: Bidicam

La primera visita a Toledo la realizó Alfonso XIII el 2 de marzo de 1904, entrando a caballo por el Puente de Alcántara donde le esperaba una comitiva, como nos recuerda Toledo Olvidado. Posteriormente, y como buen aficionado a los primitivos automóviles, asistió en 1905 a la fiesta del Real Automóvil Club en la Fábrica de Armas, y en 1907 visitó la Academia de Infantería a supervisar las tropas junto al General Blanco.

Alfonso XIII camino de Arco de Palacio. Fotografía de D. Pedro Román Martínez
Siempre nos ha gustado esta fotografía de Pedro Román Martínez que muestra un automóvil en el que viaja el rey Alfonso XIII camino del Ayuntamiento. Fuente: Toledo Olvidado.

El 1 de julio de 1908, visita de nuevo la Academia, en esta ocasión en el Alcázar para entregar despachos a los nuevos tenientes, y algunos años más tarde, acompañó al primer ministro francés Raymond Poincaré a Toledo. También visitaron el Alcázar. Hubo más visitas en 1911, 1921, 1925 y 1926.

Las visitas también finalizaron, como es lógico, con su salida de España. La victoria electoral de socialistas y republicanos en las elecciones municipales del 12 de abril de 1931 hizo que Alfonso XIII marchara al extranjero, en un intento de evitar una lucha civil, momentáneamente esquivada con la proclamación de la II República, el 14 de abril de 1931. Falleció el 28 de febrero de 1941 en el Gran Hotel de Roma a causa de una angina de pecho.

Alfonso XIII y el mariscal Pétain en Toledo (Fotografía Rodríguez)
Alfonso XIII y el mariscal Pétain en Toledo (Fotografía Rodríguez). Fuente: Toledo Olvidado.

Como curiosidad, al menos dos de estas visitas dejaron un rastro en forma de conmemoración que aún hoy nos recuerda el paso del monarca por la ciudad.

La gran roca conmemorativa en Los Alijares

Desde la llegada de la Academia al Alcázar de Toledo, los cadetes debían realizar maniobras en otras ubicaciones dada la falta de espacio en la zona de la fortaleza toledana. Para ello se trasladaban a ubicaciones como Los Alijares, donde se estableció un campamento estable, con barracones de mampostería y diversos servicios adicionales (hay que recordar que el actual edificio de la Academia de Infantería se comenzó a edificar en 1941) . En 1909 se comenzó la construcción de dos barracones, a los que seguirían otros seis en los años siguientes.

“El Rey Alfonso XIII quiso conocer el lugar donde se formaban los futuros oficiales del Arma de Infantería, y como narra José Luis Isabel en un interesante artículo dedicado a este campamento toledano (enlace), se trasladó en tren desde Madrid en el más absoluto secreto la noche del 3 de mayo de 1909, llegando a la estación de Algodor al frente del Regimiento de León, intentando sorprender a la “gran guardia” que los alumnos habían establecido. La acción nocturna sería recordada mediante una leyenda escrita en una gran roca existente en la falda del Vértice Alijares, que por suerte, aún se conserva.”

José Luis Isabel nos ha facilitado unas fotos inéditas de la roca prácticamente en la actualidad, que aquí compartimos.

Donde se lee:

“S.M. el Rey Don Alfonso XIII en la noche del 3 al 4 de mayo de 1909, VI de su reinado, atacó las posiciones mandando las tropas del Regimiento de León. La Academia de Infantería conmemora la virilidad, energía y entusiasmo de su antiguo y egregio alumno.”

No sabemos el estado actual del texto en la roca, pues la piedra no está accesible, se encuentra en el campo de maniobras de la Academia de Infantería, estando su acceso prohibido a civiles.

La columna que conmemoraba donde durmió Alfonso XIII en una tienda de campaña

Posteriormente, en la visita que realizó el Rey el 25 de abril de 1911, pasó la noche en una modesta tienda de campaña situada dando frente a las de los cadetes. Queriendo la Academia recordar este gesto del Monarca, levantó en el lugar donde se había situado su tienda una columna sufragada por profesores y alumnos. De esta columna tan sólo se conserva original la base, restaurada en los años 90 del pasado siglo, en la Academia de Infantería, pues fue destruida durante la Guerra Civil.

La columna fue recuperada, gracias de nuevo a donativos y recreada por el escultor Luis Martín de Vidales, como monumento en los jardines de la Academia, el 20 de abril de 2007, con la asistencia de autoridades, como se lee en esta nota de prensa de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, asistió el 20/04/2007, en la sede de la Academia de Infantería de Toledo, a la inauguración del monumento en honor a su majestad el rey Don Alfonso XIII
El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, asistió el 20/04/2007, en la sede de la Academia de Infantería de Toledo, a la inauguración del monumento en honor a su majestad el rey Don Alfonso XIII. Fuente.

Esta no fue la única vez que Alfonso XIII acampó con los alumnos de la Academia de Infantería. También lo hizo en otra ocasión en 1916 en la dehesa de Ballesteros, en los Montes de Toledo, como contó ABC, en esta ocasión utilizando fuego real durante las maniobras, cosa que no se podía hacer en Alijares.

- Ads Relacionados -
Juan Luis Alonsohttps://www.leyendasdetoledo.com
Editor y creador de "Leyendas de Toledo". Académico correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo. Socio de la empresa Rutas de Toledo y Guía Oficial de Turismo.

Boletín de novedades

¡NUEVO! Recibe todas nuestras novedades, artículos, curiosidades y las últimas noticias sobre Toledo en tu buzón de e-mail. ¡Suscríbete gratis!

Lo último publicado

Lo más visitado

- Publicidad -

TE PUEDE INTERESAR

- Publicidad -

Deja una respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, escriba aquí su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.