Valora este artículo

San Juan de los Reyes

El pasado 20 de diciembre de 2011 tuvimos el día más intenso de realización de visitas hasta la fecha en el proyecto «Toledo Secreto». Desde las 10 de la mañana hasta las 19 horas accediendo a Torreón de los Abades, Puente de San Martín, Senda ecológica, Casa del Diamantista, Puente de Alcántara y ya por la tarde, San Juan de los Reyes. Veamos algunas fotos de este intenso día.

Por la mañana pudimos visitar el Torreón de los Abades, muy próximo a la Puerta del Cambrón y también visitable en las rutas organizadas por el Ayuntamiento, que de nuevo nos abrió las puertas de otro monumento toledano (gracias Diego por tu interés):

No nos llevó mucho tiempo llegar y acceder al torreón del Puente de San Martín, con unas vistas impresionantes del Tajo y del propio puente…

Por cierto, ¿conoces la leyenda de este puente?: Leyenda del Puente de San Martín.

Su interior está muy bien conservado y es fácilmente accesible al público.

Aprovechando el paseo por la Senda Ecológica del Tajo (siempre recomendado) accedimos a la Casa del Diamantista (que posee otra curiosa leyenda)

Poco después, pasando bajo lo poco que queda del acueducto romano de Toledo, llegamos al Puente de Alcántara, una de las ubicaciones que más ganas teníamos de visitar y que no es accesible al público.

Vistas desde el torreón del Puente de Alcántara

De nuevo las vistas desde lo más alto de su torreón son impresionantes, incluyendo el Alcázar, Castillo de San Servando, el propio puente o el vado del Tajo.

Ya por la tarde, y gracias al Padre Carlos, que nos hizo de guía, accedimos a la Iglesia y Monasterio de San Juan de los Reyes, uno de los mayores monumentos y tesoros que conserva Toledo, a pesar de haber sido muy maltratado por la historia, pues sufrió graves desperfectos durante la invasión francesa y fue prácticamente reconstruido en el siglo XIX:

Seguro que también te interesa:   La casa de las cadenas

El actual acceso a la Iglesia y claustro forma parte de la Sacristía original, y sobre la puerta de entrada encontramos esta curiosa escultura, sobre la que se puede leer: «EXPECTO DONEC VENIAT IMMUTATIO MEA JOBN4» (Libro de Job, 14: «Espero hasta que llegue mi transformación»)

El magnífico jardín que conserva el monasterio y sus vistas hacen de este espacio un remanso de paz en pleno casco histórico de Toledo:

Cerca de las 19 horas finalizamos esta intensa maratón de «Toledo Secreto», no sin antes capturar el atardecer desde algún rincón:

Por cierto… Las fotos de David de este día son impresionantes. Ya las mostraremos… Algún día.

Síguenos en directo en http://www.facebook.com/toledosecreto

Deja una respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, escriba aquí su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.