El 25 de febrero de 2008 nació un blog que compartía fotografías «olvidadas» de Toledo. La idea era original e importante, pues recuperaba imágenes que de otra forma sólo estarían almacenadas en oscuros archivos, lejos de todos. Decidimos crear un enlace permanente a este gran blog, que se llamó «Toledo Olvidado», en nuestra Web. Hoy, 31 de octubre de 2014, publicamos en conjunto para anunciar un notable descubrimiento, que nos interesa a ambos por el contenido: una inédita fotografía de las momias de la Iglesia de San Román y una olvidada leyenda, además de la espeluznante descripción de estas momias realizada en prensa de 1912.

Hemos elegido estas fechas de la festividad de «Todos los Santos» para hacer esta publicación en conjunto debido al carácter tétrico de la imagen y la recuperación de los textos.

Pulse aquí para acceder a la publicación en «Toledo Olvidado».

No queremos comenzar a detallar la leyenda sin antes agradecer a Eduardo Sánchez Butragueño, autor de «Toledo Olvidado» su amabilidad al compartir esta imagen (inédita hasta la fecha con esta calidad) con nosotros y de nuevo, como tantas veces hemos hecho, agradecer la enorme labor que Eduardo realiza en su blog, ampliamente reconocida como bien sabemos todos los toledanos.

Iglesia de San Román en Toledo por David Utrilla
Iglesia de San Román en Toledo por David Utrilla

La Iglesia de San Román, actualmente Museo de los Concilios y de la Cultura Visigoda fue construida en estilo mudéjar en el siglo XIII sobre una antigua basílica visigótica y probablemente, un edificio romano. Bajo una cripta del altar mayor se conservan un buen número de momias, como afirma Luis R. Bausá en su «Toledo insólito»:

«Muchos toledanos pudieron ver antes de que se realizaran las obras de construcción del actual Museo de los Concilios, momento en el que las momias volverían a ser enterradas, -confiemos que esta vez para siempre- en una cripta bajo el altar mayor. De éstas, Francisco Beltrán nos cuenta que están enterradas tras el altar de la derecha, y en un número de entre 30 y 40, destacándose de entre todos la cabeza de uno, cuya expresión era tan dura que «metía miedo».

La leyenda

En primer lugar, compartimos la leyenda «Las Momias de San Román«, publicada en la revista «Blanco y Negro» (ABC) el 20/9/1902 por Rafael Torromé (Pulse sobre las imágenes para ampliar):

En esta leyenda se ofrece una explicación a la presencia de las momias en San Román:

«Ya de día, el francés, que en odio ardía, la represalia buscó, y en el pueblo se cebó con brutal carnicería. Inhumanos también pusieron sus manos, sin mirar santos deberes, en infelices mujeres y en indefensos ancianos. San Román hoy encierra en un desván los restos momificados de aquellos desventurados que pidiendo tierra están. Todavía en su carne momia y fría a descubrirse se alcanza el furor de la venganza y el gesto de la agonía.»

Más interesane es la descripción que Rodrigo Amador de los Ríos, insigne arqueólogo e hijo del historiador José Amador de los Ríos hizo también en enero de 1912 en «La España Moderna». A continuación reproducimos uno de los párrafos más significativos en una aterradora visita que este arqueólogo hizo a la cripta de San Román donde se conservaban las momias:

«El espectáculo que contemplé, no es para dicho, pues no hay palabras que lo pinten. Multitud incontable de humanos restos, hacinados y confundidos en horrible montón, informe hacia el extremo más estrecho, como arrojados allí a paletadas, sin respeto y sin caridad, mezclados los sexos, las edades, y seguramente las condiciones, como están mezclados y revueltos los terrosos miembros, ofrecen en su conjunto el aspecto de compacta masa gris y polvorienta, sobre la cual resbalaba indiferente la azulada luz del crepúsculo vespertino.Entremedias de aquella masa, produciendo en ella relieves espantables, asoman cráneos, no descarnados aún enteramente muchos de ellos, brazos sueltos, manos abiertas y en esqueleto, piernas secas y rígidas, torsos huecos de costillares cenicientos, restos de telas sin color definible, todo con la misma tonalidad, tan triste como fatigosa. Conjunto conmovedor y horrible, del cual se desprende el olor especial, y que con ninguno otro se confunde, de materias orgánicas transformadas, mucho más penetrante y repulsivo que el olor condensado en las salas de los Museos Antropológicos y de Anatomía, y cuyas emanaciones hieren ásperas el sentido del olfato. A mi derecha, en el suelo, apoyados en el muro de cerramiento de la iglesia, aparecen tendidos y de costado diversos cuerpos, bastante más enteros que los del montón; y a su lado, en pie, apoyados asimismo en el muro, como imágenes apolilladas, inservibles y de desecho de vetusto retablo, otros cuerpos de párvulos, de edades y sexos diferentes, con jirones todavía de sus ropas.

Los primeros, de adultos, horror ponen sin límite en el ánimo más entero. Todos se hallan en actitudes violentas, como derribados en tierra por fuerza para ellos insuperable, o accidente inesperado, tremendo y sin defensa; con las facciones contraídas, y expresión bien clara en ellas de pánico invencible, de angustia incomparable, de estéril cólera impotente, de desesperación y de locura.»

A continuación ofrecemos un enlace al testimonio completo publicado en «La España Moderna«, imaginando cómo sería la visita realizada por este notable personaje a tan dantesca cripta (lea todas las páginas). En este artículo don Rodrigo también ofrece una interesante hipótesis del origen de las momias:

Y aquí la espeluznante fotografía recuperada por Toledo Olvidado:

Momias de San Román en 1905. Fotografía de Rodríguez © Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo
Momias de San Román en 1905. Fotografía de Rodríguez © Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo

Momias de San Román en 1905 (ampliar). Fotografía de Rodríguez © Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo recuperada por el blog «Toledo Olvidado«

De nuevo agradecemos profundamente la labor realizada por Eduardo en su blog «Toledo Olvidado» (allí detalla la procedencia de la fotografía), y por compartir este interesante descubrimiento (uno más) con Leyendasdetoledo.com.

Seguro que también te interesa:   Esqueletos de Toledo, en Cuarto Milenio

Deja una respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, escriba aquí su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.