José Ignacio Carmona Sánchez es un toledano investigador de temas que podríamos definir como “ocultos”, habiendo colaborado en numerosos programas de radio, prensa… Hace tiempo publicamos en estas páginas unas “psicofonías” grabadas en la provincia de Toledo y ahora traemos un interesante artículo y programa de radio sobre nuestra ciudad y sus misterios. No te lo pierdas.

 

En primer lugar, hemos de felicitar al autor por el programa de radio dedicado a Toledo (emitido en Onda Regional de Murcia), y que se puede descargar/escuchar en el siguiente enlace:
Titulado “La ciudad de las mil y una leyendas” (1/05/09)

También enlazamos con un interesante programa de radio, “Espacio en Blanco“, de RNE (dirigido por Miguel Blanco) que hace unos días dedicó la primera hora de su programa a Toledo, en concreto al interesante tema de “Los Nazis en Toledo“, en el que participaron como invitados Julio César Pantoja, Gonzalo Rodríguez y José Ignacio Carmona.

Descarga del programa en este enlace (MP3): http://www.rtve.es/resources/mp3/3/4/1238811611943.mp3 (Accede aquí a la Web del programa)

A continuación reproducimos un interesante artículo que Ignacio Carmona nos ha hecho llegar relacionado con el interesante mundo de las psicofonías, que encontrarán muy interesante los aficionados a esta temática:
Si alguna vez ha escuchado usted hablar de psicofonías se preguntará como en pleno siglo XXI hay quienes aseguran que detrás de esos ruidos tan molestos al oído se esconden mensajes pertenecientes a personas fallecidas. Seguramente haya sentenciado que el mundo no ha evolucionado en algunos aspectos y que solo ha adaptado a nuestra época ciertos mitos y creencias más propios de otras épocas. ¿Son realmente esas comunicaciones las voces de nuestros seres queridos fallecidos? ¿Sabe usted realmente lo que es una psicofonía? No se preocupe, nadie lo sabe, ni los propios especialistas.

Una psicofonía es una manera económica de definir a aquellos sonidos de aparente contenido grabados sin explicación en soportes registrables, pero esto termina por convertirse en un cajón de sastre donde meter un variopinto espectro de incidencias que acontecen durante una sesión. Más claro aún, la mayoría de las anomalías acaecidas durante una grabación tienen su explicación técnico- ambiental , por lo que a la hora de hablar de psicofonías deberíamos hablar de un sonido, palabra o frase cuya sobreimpresión no obedece a razón conocida ni admite una contra hipótesis racional valida. Para quién descubra por primera vez el mundo de las psicofonías comprendo la dificultad por entender un mundo que se ha arrinconado en el oscurantismo de la literatura, el cine y el misterio, popularizándose como una variante imprecisa del espiritismo moderno. Honestamente, ni siquiera la parapsicología puede explicar sin acudir a teorías arriesgadas qué produce una psicofonía y quién o quienes son los que contestan inteligentemente a las preguntas de los experimentadores. Los detractores del fenómeno han esgrimido todo tipo de soluciones, encontrando razonables paralelismos en como por ejemplo debido a la velocidad de la luz es posible observar una estrella en tiempo presente desde nuestra posición cuando realmente esta ha desaparecido hace millones de años. Los radioaficionados saben bien como es posible recoger contactos de radio vía HF con un retardo de más de 80 horas y hablan de la posibilidad de que la señal sonora quede en el interior de un conducto de plasma orbitando en derredor de la tierra. Lo cierto es que es posible explicar muchas de las hipotéticas voces paranormales con argumentos parecidos, así, sencillamente se han llegado a analizar multitud de registros obtenidos mediante la técnica de la transradio (interaccionar un grabador a un aparato de radio) dando por resultado que muchas de ellas responden a una errónea demodulación de la señal recibida.

Seguro que también te interesa:   Las SEIS leyendas más terroríficas de Toledo

Muchas palabras o sonidos son tomadas como voces paranormales bajo el efecto “dopler”, pues al no permanecer absolutamente callados y movernos en el campo de acción del micrófono muchas palabras alteran su resonancia. Otras veces sucede que por la conformación del habitáculo y atendiendo a los distintos materiales empleados en su construcción, terminamos por grabar nuestros propios sonidos que se reconvierten en inquietantes “ilusiones fónicas” debido a la reflexión. Respecto del pretendido “contenido” atribuido a muchos de los mensajes, en atención a todo lo anterior,  un simple exabrupto, un sencillo roce o un ruido de tripas, adquieren la categoría de “voz” y basta con que uno de los presentes especule un contenido ilusorio para que por contagio todos se muestren más o menos de acuerdo. Una de las características de las psicofonías y por ende de la fenomenología paranormal es lo que viene a llamarse el paradigma sensorial o pareidolía, esto se traduce en que nuestra mente al receptar una información incompleta a través de los sentidos tiene una tendencia natural a completarla buscando modelos o patrones almacenados, no obstante, intentar reducir el fenómeno a esta explicación es tan absurdo como no tenerla en cuenta.

¿Es que las psicofonías son un fraude? En absoluto, el término asociado al mundo de las voces conocido como “falsos positivos,” no habla de una voluntariedad por parte del experimentador para promover un fraude, sino una precipitada validación de un sonido natural por el desconocimiento de los procesos o canales de su registro. Puede suceder excepcionalmente el que los componentes de los soportes funcionen como antena o en o que en determinadas técnicas como la transradiocomunicación se nos cuele emisiones convencionales a través de los módulos de amplificación. El mismo “padre” de las psicofonías, Konstantine Raudive, confundió en más de una ocasión las emisiones de Radio Luxemburgo con voces paranormales.
¿Pero existen o no psicofonías de origen aún no resuelto por la ciencia convencional?
Si, existen; pero para explicarlas debemos acudir a teorías e hipótesis extraordinarias, análogas a sucesos extraordinarios. El bioquímico ingles Rupert Sheldrake va más allá de los limites periféricos del ser humano y alude a una suerte de de campos alternativos a los que denomina: “campos morfogeneticos” y expone para ello la revolucionaria hipótesis de “la causación formativa” , que sugiere que la memoria es inherente a la naturaleza , tiene carácter colectivo y va más allá del espacio-tiempo.

En el reino vegetal se ha evidenciado como el conjunto de reacciones químicas de un ser vivo, es decir, su metabolismo, es capaz de segregar sustancias que influyen en el comportamiento incluso de sistemas diferenciados. ¿Puede el cerebro a partir de nuestra intención mental improvisar estructuras que inclinen el entorno hacia la resolución favorable de un objetivo? ¿Puede hacerlo incluso interviniendo un sistema tan diferenciado como la inanimada mecánica de un grabador? ¿Finalmente puede lleva todo ello a cabo simultáneamente con el alarde de facultades paragnotas? Nuestra capacidad de influir el entorno debería entenderse

bajo   la acción una actividad psíquica capaz de reordenar todos los elementos presentes en el momento de la grabación. En experimentación parafonica encontramos el siguiente escenario:

Presencia de campos electromagnéticos.

Actividad bioeléctrica.
Percepción dermo-óptica. Se trata de una constatación experimental donde sujetos excepcionales “reciben información” a través del tacto, lo que ha dado lugar a ingeniar aparatos como el “Optacon”, capaz de traducir las palabras impresas en vibraciones que pueden leerse con la punta de los dedos.
Si imaginamos un constante bombardeo de neutrinos portadores de una ingente información con la propiedad de traspasar la materia, quizá pueda suceder que   por alguna razón esa información sea receptada y procesada extravagantemente por el cerebro infiriéndole una condición omnisciente.

Finalmente esa información debería pasar del cerebro al dispositivo grabador de forma análoga a nuestra capacidad de impresionar películas o negativos con la sola intención mental.

Seguro que también te interesa:   Diez leyendas toledanas de amor

En cuanto a donde ubicar la génesis de las voces sin dueño todo apunta al cerebro como su eje vertebrador, pues debido a la tendencia natural de nuestra mente a comunicarse, en ausencia de interlocutor, pudiera suceder el que desarrollemos ciertas facultades extraordinarias como un sistema de recompensa.

Bergoson establece en sus teorías relacionadas con la memoria y la percepción de los sentidos que la función del cerebro, el sistema nervioso y los órganos sensoriales es eliminativa, no productiva. La razón por la que se producen fenómenos tan insólitos como los de las voces paranormales podríamos hallarla en la disminución de la eficiencia biológica de nuestro cerebro, que estando predeterminado para la mera supervivencia, en determinadas circunstancias, permite la intrusión de sucesos excluidos por su inicial pragmatismo .

Por veces nos saltamos esta “discriminación “practica del cerebro, por ejemplo en el mundo arquetípico de los sueños, donde podemos estar interactuando con una suerte de “inconsciente colectivo”. Otros cauces por los que podemos llegar a estados modificados de conciencia, son la fatiga, la enfermedad, el ayuno prolongado o una restricción de los estímulos sensoriales, lo que realmente acontece en el cerebro es una perturbación del sistema de enzimas que regula su funcionamiento. Una vez alcanzado un estado alterado de conciencia alterada y a través de una “inteligencia libre de la discriminación biológica del cerebro”, podemos ser capaces de recordar, anticipar o simultanear cualquier información acaecida en el universo indiferente al espacio-tiempo.
Esta capacidad omnisciente supuestamente unida al ser humano la encontramos reflejada en el Arte, en su capacidad para imitar la naturaleza. Observando una simple vidriera de una catedral, las figuras geométricas de una iglesia primitiva o recitando repetitivamente una letanía, podemos alcanzar una nueva dimensión fruto de la abstracción del mundo real, es un simple ejercicio de introspección que nos comunica con lo absoluto.

Esto lo conoce bien la parapsicología, y valiéndose de técnicas podemos reconducir al sujeto hacia nuestros fines experimentales .La estimulación de una vidriera que nos extasía a través de su luz preternatural puede ser reproducida por una simple lámpara estroboscopica dirigida al nervio óptico.

Los investigadores del Instituto de Metapsíquica Internacional de Paris hablan de que las capacidades “psi” pueden atender a una función primitiva antes que evolutiva, por lo que la separación entre mente y cuerpo no debería ser un dogma de las nuevas corrientes parapsicológicas. Si estas facultades están sistematizadas en el ser humano, no deberíamos sorprendernos cuando descubrimos que los síntomas provocados por sustancias alucinógenas exogenas como la mescalina, son análogos a los producidos por el adrecnomo, una descomposición de la adrenalina.

En relación a las psicofonías, cómo no pensar en que a través de una sencilla grabadora podemos estar registrando ecos de un universo indiferente al espacio-tiempo. ¿Qué es en definitiva el tiempo? Sino una magnitud tamizada por fluctuaciones de energía ¿Qué entendemos por espacio? Si en los niveles atómicos los principios mecanicistas se diluyen y aparecen una serie de patrones de energía y una red de interrelaciones constante. En el estudio minucioso de las características de las voces, encontramos como los mismos interlocutores (cuando se presentan bajo una misma presunta identidad) en momentos diferentes producen fluctuaciones en el dominio del tiempo, la frecuencia y la amplitud.

En síntesis, respecto del protagonismo del cerebro en la ecuación parafónica,  nadie debería sentirse molesto, por tanto que aduciendo que el fenómeno es “mental”, lejos de estar menoscabándolo, lo está situando en el mejor de los escenarios.

Copyright © 2008. JOSE IGNACIO CARMONA SANCHEZ. Reproducido bajo autorización expresa a Leyendasdetoledo.com

Experimentador en TCI (transcomunicación instrumental) Miembro fundador directivo de la AITI (Asociación Ibérica para la comunicación instrumental)

[email protected]

Deja una respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, escriba aquí su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.