Gastronomía toledana basada en la tradición y la vanguardia

Comer con Raíces

0
161
Photo by Kristina Paukshtite from Pexels
Photo by Kristina Paukshtite from Pexels

Toledo tiene mucho que ofrecer, tanto a nivel turístico como histórico. La ciudad está plagada de leyendas y cada esquina guarda tras de sí cientos de años de aventuras y vivencias de tres culturas diferentes. Estos motivos son los que incitan a miles de visitantes a escoger Toledo como su destino de vacaciones, pero no son los únicos. La gastronomía toledana también es un punto a favor que suele ser clave a la hora de decidirse por nuestra ciudad. Toledo, que en 2016 ostentó el título de Capital Gastronómica Española, acoge entre sus calles un gran número de restaurantes en los que poder disfrutar de platos increíbles a un buen precio. Esta exquisitez culinaria no solo se circunscribe a la ciudad de Toledo sino a toda la provincia; así es como en Talavera de la Reina nos podemos encontrar con uno de los restaurantes que ha causado gran expectación en los últimos meses.

Se trata del restaurante Raíces, que corre a cargo del chef Carlos Maldonado. Para quien no lo conozca, decir que este joven toledano se convirtió en el ganador de la tercera edición del programa Masterchef celebrada en 2015. El talent televisivo de tintes culinarios, que en su versión americana ha llevado a sus concursantes a cocinar a lugares tan emblemáticos como el Caesars Palace en Las Vegas, capital hegemónica hasta hace poco del juego, fue el trampolín que Maldonado empleó para dar el salto del más absoluto anonimato al panorama nacional gastronómico. Gracias a sus continuas visitas al plató de Masterchef en ediciones posteriores, incluyendo entre ellas la celebración del banquete de su boda, su popularidad ha ido creciendo, algo que sin duda ha repercutido de manera positiva en la visibilidad de su restaurante y en su propia carrera como chef. Raíces, que así se llama el local, es el sueño materializado del toledano, un restaurante que hace referencia a la tierra que lo vio nacer y a su gastronomía y que ofrece platos en los que se puede apreciar su personalidad y sentimientos. Unas elaboraciones que mezclan técnicas de vanguardia sin olvidar la tradición, todo ello condimentado por la cocina gamberra que caracteriza al talaverano.

El local ubicado en la calle Ronda del Cañillo número 3, junto al río Tajo, es un lugar pequeño pero acogedor que alberga espacio para un total de 32 comensales. La treintena de personas que suele llenar el local puede disfrutar de una variedad de alimentos pensada como tapas grandes y no como platos en sí mismos. La idea que el chef Maldonado tenía en mente cuando abrió las puertas de Raíces en julio de 2017 era la de no ofrecer menús sino pequeñas grandes elaboraciones. Con todo, parece que la idea ha ido evolucionando y en la actualidad ya se puede disfrutar de un total de tres menús: del día, degustación o Grand Menú. El primero de ellos está disponible por un módico precio de 29 euros y está compuesto  por un cremoso de sesos con tamarindo, legumbres diarias, croquetas de ropa vieja, jurel en salazón con ajo blanco de lechuga y encurtidos, bacalao Rosa, carrillera de cerdo guisada y ahumada y muerte por chocolate de postre.

El menú degustación asciende a 45 euros y se divide en cuatro zonas: Zona Tradición, que incluye todos los platos del menú diario salvo el postre y añadiendo a la lista un bocado de vaca madurada durante 72 días. Zona Street, en la que los comensales pueden disfrutar del novedoso bocadillo de calamares que le valió la victoria a Maldonado en Masterchef, y una hamburguesa brioche de carrillera y lombarda encurtida. La Zona Esencia cuenta por su parte con un bacalao Rosa con pil pil de espárragos y curry verde y solomillo de cerdo con velouté de pimientas y humo. La Zona Dulce, la de los postres, ofrece la posibilidad de disfrutar de fruta de temporada con ron y helado o del tradicional pastel muerte por chocolate.

El tercer menú, el Grand Menú, ronda los 55 euros y cuenta con los mismos platos que el menú degustación, salvo que añadiendo un par de platos a alguna de las zonas. Así, en la Zona Street al bocadillo de calamares y a la hamburguesa brioche se les une una empandilla de cordero marroquí con Ras al hanout y en la Zona Esencia se incluye a mayores del solomillo y el bacalao un carabinero cabezón con cus-cus de remolacha y caldo de marisco con base vietnamita.

Además de los menús y la concepción de “tapa grande” en Raíces también destacan los emplatados, que son acordes al producto con el que se está trabajando. Ejemplo de ello es la cazuela en la que se sirven los guisos, que es la misma en la que han sido cocinados. Otra de las características del restaurante es que algunos de los platos se sirven sin terminar, de tal forma que son los propios clientes los que se ponen la chaquetilla de chef durante unos minutos para poner el toque final a sus platos.

Raíces se posiciona así como un restaurante imprescindible para conocer los mejores sabores de la provincia de Toledo, cocinados bajo las nuevas técnicas de vanguardia y el espíritu gamberro y personal de su chef. Una experiencia gastronómica inigualable a menos de una hora que no te puedes perder si vienes de visita a la ciudad.

Photo by Kristina Paukshtite from Pexels

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.