Entrevista con Agustín Sánchez Vidal, autor de la novela de inspiración toledana “La Llave Maestra”.

La Llave Maestra, portada.Agustín Sánchez Vidal, autor de “La Llave Maestra”, novela comentada con anterioridad en estas páginas, es catedrático de Historia del Arte en la Universidad de Zaragoza (Cine y otros medios audiovisuales), donde ha ejercido con anterioridad la docencia e investigación en Literatura Española, tras doctorarse con una tesis sobre Miguel Hernández. Colaboró con Luis Buñuel en la recopilación y edición de sus escritos y, como guionista de cine y televisión, ha trabajado con diversos realizadores como Carlos Saura. Ha publicado más de cincuenta libros sobre Literatura, Arte y Cine. “La llave maestra” es su primera novela.

En las siguientes líneas responde a algunas preguntas realizadas por “Leyendasdetoledo.com” respecto a su novela:

 

 

LeyendasdeToledo: Lo primero y más sorprendente para los que conocemos las tradiciones de Toledo, es observar al leer la novela el profundo conocimiento que vd. tiene por las leyendas y por el “alma” de nuestra ciudad. ¿A qué se debe?

Agustín S.: Se debe a que es una ciudad que me fascina totalmente, desde la primera vez que la visité siendo un crío hasta la primera leyenda que leí, que todavía me sigue pareciendo la más sugestiva y misteriosa, la de don Yllán de Toledo, que está en “El conde Lucanor” del infante don Juan Manuel. Además, me he documentado mucho, tengo libros, planos, grabados, pinturas, documentales y otras imágenes sobre casi todas las épocas y aspectos de la ciudad. He consultado también páginas Web como esta, y por esa razón la he incluido entre los enlaces que hay en la Web de la editorial Suma de Letras. De manera que me he movido por sus calles y edificios con gran comodidad. Cuando la historia transcurría en tal año, yo tenía sobre la mesa un plano de Toledo que se correspondía con esa fecha. Pero, sobre todo, me he dejado impregnar por su ambiente. La he visitado muy a menudo, a veces varias veces al año, durante muchos años.

LeyendasdeToledo: Qué cree que hay de cierto, o de relación con la historia, en las numerosas leyendas sobre Toledo que vd. cita en su novela, en especial uno de los ejes de la misma, la relacionada con la “pérdida de España”, el Rey Don Rodrigo, “la Cava”.

Agustín S.: Leyendas tan persistentes como esas son todo menos gratuitas. Por otro lado la función u “obligación” de las leyendas no es corresponderse con la historia literalmente, sino dar cuenta de la impronta que han dejado en el imaginario colectivo determinados hechos. No es casualidad que el tema de la pérdida de España aparezca relacionado con Toledo en tantas manifestaciones populares cristianas o sefarditas. En las musulmanas es lógico que la cuestión se haya desplazado a Granada y las dos ciudades tengan que compartir ese legado.

 

LeyendasdeToledo: ¿Por qué el nombre de “Antigua”? ¿Qué hay de Toledo en “Antigua”?

Agustín S.: Mucha gente me ha preguntado por qué la ciudad protagonista de “La llave maestra” se llama Antigua y no Toledo. Sin ir más lejos, el otro día estuve con mi traductora al alemán y me dijo que los lectores de su país iban a relacionar Antigua con la ciudad de Guatemala que se llama así, y no con Toledo, que conocen bien por haber visitado la ciudad o por la novela de su compatriota Lion Feuchtwanger “La judía de Toledo”. Pero es que Antigua no es sólo Toledo. En cierto sentido, es una maqueta de España, y hay elementos de otras ciudades. Como, por ejemplo, Salamanca (donde nací), o Zaragoza (donde vivo). Dicho esto, queda claro que la inspiración básica y nuclear es Toledo. Ahora bien, yo no quería que la gente que leyese la novela pensara a cada paso: “En Toledo no hay una Plaza Mayor de este tipo; en Toledo no hay una Casa de la Estanca; la Catedral no está orientada así; etc.”

 

LeyendasdeToledo: En un momento de su obra dice: “Lo que se ve de Antigua es sólo la punta del iceberg [.], la verdadera ciudad empieza debajo”. ¿Ha visitado algún subterráneo de la ciudad de Toledo?

Agustín S.: Lo he intentado, pero no ha habido manera. He visto muchas fotos y varios documentales sobre los subterráneos de Toledo. Y fui espeleólgo en mi juventud. Conozco el subsuelo de algunas ciudades bastante bien. No obstante, lo que aparece en la novela, como tantos otros detalles, tiene mucho de imaginario, aunque pueda estar basado en leyendas y datos reales.

LeyendasdeToledo: En alguna entrevista afirma que ha tardado diez años en escribir “La Llave Maestra”. En este tiempo posiblemente haya visitado en numerosas ocasiones Toledo ¿Qué es lo que más le impresiona de ésta ciudad?

Agustín S.: De Toledo me impresionan tantas cosas, que no acabaría. Recuerdo que cuando Carlos Saura y yo mismo estábamos escribiendo mano a mano el guión de su película “Buñuel y la Mesa del rey Salomón”, en el Parador de Toledo, nos pasábamos horas y horas mirando la ciudad desde la terraza,
viendo cómo cambiaba la luz. Y, luego, ya en ella, se puede callejear día tras día. Es un espectáculo inagotable. Uno tiene sus rincones favoritos, claro: la mezquita del Cristo de la Luz, la iglesia de San Román, todo el pasaje desde Cobertizos hasta Santo Domingo el Real, los alrededores del puente de San Martín desde el Baño de la Cava hasta el Degolladero detrás de la Escuela de Bellas Artes, la sinagoga de Santa María la Blanca, el hospital Tavera… Pero lo que realmente me gusta es la ciudad como conjunto, los despeñaderos sobre el Tajo, la capacidad que tiene para trasladarte a otras épocas sin ningún esfuerzo por tu parte. Eso se encuentra en pocos lugares.

LeyendasdeToledo: “Las leyendas es todo lo que nos queda de las verdades de ayer”. Ésta frase podría resumir gran parte de la filosofía de su novela. ¿A qué se debe tanto interés por las leyendas toledanas? ¿cree que éstas han influido en el devenir histórico de la península y los pueblos que la han habitado?

Agustín S.: Esa frase creo recordar que la dice el arquitecto Juan de Maliaño. De algún modo, también refleja mi profunda convicción de que los humanos somos animales simbólicos, que necesitamos los mitos para ser nosotros mismos y sobrevivir. Algo así sucede con las leyendas toledanas respecto a una cierta España. Por la razón que sea, es en esta ciudad donde se sitúan algunas de sus mitos fundacionales, pero también los de clausura que afectan a todo un determinado período civilizador. Me refiero a leyendas como la Cueva de Hércules frente a las de la Cava, don Rodrigo, el Palacio Encantado y la pérdida de España: ahí se encierra todo un ciclo mítico, en el que la ciudad es como el cogollo o crisálida de una cultura.

Agradecemos el tiempo dedicado a Agustín y esperamos que su novela siga siendo un éxito.

Artículo relacionado: “La Llave Maestra”

Deja un comentario