-Ads-
Inicio Artículos Historia de Toledo El Transparente de la Catedral de Toledo: historia y leyendas

El Transparente de la Catedral de Toledo: historia y leyendas

La "máquina" del Transparente de Narciso Tomé en la Catedral de Toledo es una maravillosa obra de arte barroca para iluminar la Capilla del Sagrario, tras el Altar Mayor.

0
1698
Transparente de la Catedral de Toledo, por David Utrilla
Transparente de la Catedral de Toledo, por David Utrilla
-Ads-

La obra cumbre del barroco en Toledo se encuentra en la girola de la Catedral de Toledo: una curiosa solución arquitectónica para facilitar la iluminación del Sagrario en el Altar Mayor, creada por Narciso Tomé en el siglo XVIII. Os detallamos su historia, curiosidades y tradiciones, así como alguna leyenda que cuentan los toledanos a sus hijos y nietos cuando visitan la Catedral.

Narciso Tomé creó, ayudado por sus cuatro hijos (que vivían en una casa en la Plaza de San Justo, a pocos pasos de la Catedral), la más monumental y maravillosa obra de arte que encontramos en la Catedral Primada de España.

El conjunto nos sorprende con mágicos efectos de luz, policromía de mármoles, jaspes y brillos de bronces dorados, en un escenario que parece más sobrenatural que real. Las nubes se deslizan y arremolinan, las figuras rompen su dimensión e intentan escapar, los rayos dorados actúan como líneas de fuerza y todo gira entorno al sol eucarístico. Un arte más dirigido al corazón que a la razón en una “máquina” barroca.

ALTAR LLAMADO EL TRANSPARENTE : en la Catedral de Toledo = AUTEL APPELLÉ LE TRANSPARENT : dans la Cathèdrale de Tolède
ALTAR LLAMADO EL TRANSPARENTE : en la Catedral de Toledo = AUTEL APPELLÉ LE TRANSPARENT : dans la Cathèdrale de Tolède. Bachelier, Charles Claude, fl. 1834-1836 Escosura, Patricio de la, 1807-1878 Pérez Villaamil, Jenaro, 1807-1854 Adam, Victor Vicent, 1801-1866 Imprimerie Lemercier et Cie. Fuente: Europeana / Biblioteca Nacional de España.

Con el objetivo de iluminar con luz natural el Sagrario del Altar Mayor, escondido tras el retablo, en una estancia oculta creada por mandato del Cardenal Cisneros en 1504, encargó el conjunto el arzobispo Diego de Astorga y Céspedes (1720-1734), cuyo sepulcro se encuentra en el suelo, frente al Transparente. El coste de toda la obra fue de 200.000 ducados.

“Desde el punto de vista del simbolismo religioso, el Transparente es el más estupendo himno a la Eucaristía que puede encontrarse. Todo es alusión al Pan de los Ángeles y a todas aquellas escenas que en cierto modo son premoniciones del Sagrado Misterio.”

Chuega Goitia, Fernando.

Es probable que, anteriormente, existiera algún tipo de transparente medieval en esta misma ubicación, y que fuera sustituido por la obra de Tomé. También, según la documentación de la obra y fábrica de la Catedral, en aquí hubo una serie decorativa en pintura sobre la Coronación de la Virgen realizada probablemente por Giotto, desaparecida al edificar el actual Transparente (aquí se ubicaría una puerta de acceso a la antigua capilla de la Santa Cruz, que fue sustituida por la Capilla Mayor).

Girola de la Catedral y Transparente.
Girola de la Catedral y Transparente.
-Ads-

La rotura de la bóveda de la girola, creando un amplio ventanal decorado con pinturas, esculturas de mármol y jaspes y profusión de colores supuso una afrenta al diseño gótico medieval que no sentó nada bien a los toledanos de la época e incluso implicó cierta resistencia entre los expertos, al pensar que supondría el derrumbe de la bóveda, cosa que no sucedió por la pericia de Tomé, que supo derivar correctamente con una abertura ovalada las tensiones propias del peso de la techumbre.

Si bien en la actualidad se considera una obra cumbre del Barroco, en el siglo XVIII y XIX hubo autores e incipientes viajeros que la consideraron una aberración por romper la estética gótica del conjunto. Entre ellos Galdós, que afirmó:

“La arquitectura es cosa muerta; y como por una especie de ironía, nace de sus cenizas una vil parodia, una caricatura, una burla, el churriguerismo, que pone su mano estúpida en todas las grandes catedrales de España, y en la de Toledo hace el transparente, que es un padrón de ignominia. Este estilo, que es la carencia completa de sentido común, lo absurdo y lo necio, lo pedantesco y lo grosero aplicados a la arquitectura, parece haber tomado por modelo de sus formas la prosaica familia de los moluscos y toda la categoría de los mariscos. Él también se inspira en la naturaleza, y tiene por tipo el caracol. El transparente de la catedral de Toledo parece una roca de mármol, cubierta de crustáceos de oro.

Las generaciones artísticas en la ciudad de Toledo, de Benito Pérez Galdós

Francisco Rizi presentó unos bocetos iniciales en 1672, pero posteriormente, entre 1720 y 1732 fue el zamorano Narciso Tomé el ejecutor de la obra que hoy contemplamos y que nos deja clavados al suelo de la Catedral con su monumentalidad.

	 Sección longitudinal de la Catedral de Toledo PÉREZ BAQUERO, FRANCISCO,CALCOGRAFÍA NACIONAL,VIAPLANA Y CASAMALA, SANTIAGO  Copyright de la imagen ©Museo Nacional del Prado
Sección longitudinal de la Catedral de Toledo PÉREZ BAQUERO, FRANCISCO,CALCOGRAFÍA NACIONAL,VIAPLANA Y CASAMALA, SANTIAGO Copyright de la imagen ©Museo Nacional del Prado. En la zona izquierda se observa el Transparente.

Narciso Tomé (1690-1742), nacido en Toro (Zamora). Discípulo distinguido de José Churriguera, arquitecto y escultor que realizó numerosos trabajos, como la fachada de la Universidad de Valladolid o el Altar Mayor barroco antiguo de la Catedral de León. En 1721 es nombrado maestro de la Catedral de Toledo. Vivió en la Plaza de San Justo, en el número 5, hasta su muerte, siendo enterrado en la Iglesia de los Santos Justo y Pastor de Toledo.

Breve biografía de Narciso Tomé.

La descripción del Transparente

Cuando llega el mediodía, a las 12 horas, un gran chorro de luz del sol entra de lleno al pequeño camarín del Sagrario: es el momento de la Anunciación-Encarnación, el momento en que el sol ilumina las “especies eucarísticas” sobrantes tras la comunión en la Capilla Mayor y situadas sobre una mesa.

Plano: Transparente de la Catedral de Toledo.
Plano: Ubicación del Transparente de la Catedral de Toledo.

El conjunto escultórico del Transparente

La parte de este Transparente ubicada en el trasaltar, se divide en tres zonas: un altar de mármol con la imagen de la Virgen, a modo de trono; un óculo que permite el paso de la luz natural al camarín del Sagrario y el conjunto escultórico que unifica el conjunto con el resto de la bóveda.

La Virgen María (popularmente denominada “de la Leche” o “de la Buena Leche”), preside a nivel del observador la escena, con el Niño en brazos, como Salvator Mundi, junto a la bola del Mundo que viene a salvar. Un globo terráqueo en el que se dibujan, en relieve, las figuras de Adán y Eva tras pecar, cubriendo su desnudez y señalando a la serpiente. Mientras señala a este planeta repleto de pecado, el Niño Dios juguetea cariñosamente con el velo de su Madre, dejando traspasar los nudillos bajo una supuesta fina capa de -recordemos- duro mármol casi transparente y demostrando la maravillosa técnica de Narciso.

Virgen "de la Buena Leche" en el Transparente de la Catedral de Toledo
Virgen “de la Buena Leche” en el Transparente de la Catedral de Toledo

A los lados de la Virgen se ubican dos placas de bronce con el rey David recibiendo la espada de Goliat (izquierda) y a la derecha, la prudente Abigail ofreciendo el pan y el vino a David. En el inferior observamos la firma de Narciso Tomé: “NARCISUS A THOME HUJUS S. ECLEESIAE. PRIM. ARCHITEC. MAIOR TOTUM OPUS PER SE IPSUM, MARMORE IASPIDE OERE FABREFAC. DELINIAV. SCULP. SIMULQUE DEPINX“. (Narciso Tomé, arquitecto mayor de esta Santa Iglesia Primada, delineó, esculpió y a la vez pintó por si mismo toda esta obra compuesta y fabricada de mármol, jaspe y bronce).

En el centro, un ventanal redondo, un óculo, adornado con rayos solares, permite acceder a la luz hasta el Sagrario, como metáfora de que es el Santísimo Sacramento la luz que nos ilumina en la vida. Es el auténtico “transparente”.

El Transparente, con el pez dorado y los Arcángeles. Catedral de Toledo
El Transparente, con el pez dorado y los Arcángeles. Catedral de Toledo

Sobre el óculo, una escena de la Última Cena con las figuras de Cristo y los Apóstoles, que nos reafirma la temática central de todo el conjunto: la Eurcaristía, iniciada con el misterio de la Encarnación, con escenas de la vida del rey David, con alusiones a la ofrenda del Pan y del Vino, del Antiguo Testamento.

“El punto de fuga de toda la composición se mueve sobre la vertical central. Así que la vista del observador se eleva hacia arriba involuntariamente. En el lucernario hay pintadas legiones de ángeles que descienden de lo alto y en todo él se representa una visión de los cielos, comunicándonos la unión del Dios Padre de lo Alto con el Dios Hijo del Sagrario.”

Vidal, P. y Barba, R.

Aún más altos, se encuentran numerosas figuras de mármol, destacando los arcángeles Miguel (a la izquierda, con casco y armadura, como firme defensor contra Satanás), Rafael (con un pez), Gabriel (derecha del ventanal, con una vara de azucenas, símbolo de la pureza y memorial de la Anunciación) y Sealtiel o Selatiel (“plegaria a Dios” porta un incensario de bronce, de rodillas. Otros afirman que puede ser Uriel).

Transparente de la Catedral de Toledo, conjunto completo, por David Utrilla
Transparente de la Catedral de Toledo, conjunto completo, por David Utrilla

Y como no podía faltar en el conjunto, la imagen representada una y otra vez en esta Catedral: en la parte más alta, en un medallón de bronce bañado en oro y sujeto por ángeles tenantes: la imposición de la Casulla a San Ildefonso, motivo central y de vital importancia en la historia de la seo toledana.

Las tres virtudes teologales, esculturas de 1677 atribuidas al escultor genovés Anselmo Quadro: la Fe (en el centro, con los ojos vendados, sujeta un cáliz y una cruz de astil largo, simbolizando los dos grandes misterios de la Eucaristía y la Resurrección), la Esperanza (a su derecha, con un ancla de barco: la Iglesia es el barco que en la tempestad de la vida puede echar el ancla en la esperanza de la Resurrección) y la Caridad (a la izquierda, con el niño en sus pies mientras sostiene al bebé en brazos al que amamanta, como madre que atiende a todos) coronan el conjunto, con íntima relación con el culto al Santísimo Sacramento.

En los laterales encontramos estatuas de mármol blanco de Génova representando a Santa Leocadia (con palma y cruz, a la izquierda) y Santa Casilda (con las flores de su leyenda, a la derecha) En un segundo cuerpo, dos esculturas más de los arzobispos San Eugenio y San Ildefonso.

Las pinturas del Transparente

Todo este conjunto escenográfico se extiende más allá de esta representación, continuando por la bóveda con escenas pintadas al fresco, esculturas de ángeles y adornos que semejan sostener el ventanal y las paredes frente al altar.

Entre estas escenas observamos momentos de la historia del encuentro de José con sus hermanos, como el robo de la Copa del que fue acusado Benjamín (el menor de los hijos de Jacob), la Lluvia de pan cocido sobre el campamento de los ejércitos de Gedeón y Madián, los profetas Isaías, Jeremías, Ezequiel y Daniel, sosteniendo pergaminos con textos eucarísticos y los veinticuatro ancianos del Apocalipsis adorando al cordero degollado mientras Dios sostiene el libro de los siete sellos.

En el punto culminante del Transparente, aparece esta profecía Apocalíptica, el fin de la historia y principio de la eternidad.

El Transparente de Narciso Tomé en la Catedral de Toledo, al detalle.
El Transparente de Narciso Tomé en la Catedral de Toledo, al detalle. Pulse aquí para ampliar.

Leyendas, curiosidades y tradiciones del Transparente de la Catedral de Toledo

Narciso Tomé esculpió un ángel que parece sostener la estructura superior con una palanca de hierro, para demostrar que su obra estaba bien construida y apuntalada.

En las pinturas del óculo de la bóveda, que supuso un auténtico reto tecnológico para la época, evitando el derrumbe de la techumbre, el hermano de Narciso, Diego Tomé, representa una escena con dos grupos de angelillos que intentan levantar dos columnas para sostener un techo: unos lo han conseguido, ante el fracaso de otros. ¿Alude al éxito del artista al ahuecar este punto calve donde otros habían fracasado?

La lámpara que cuelga frente al conjunto escultórico, sujetada por un ángel, también fue diseñada por Tomé, en principio para otra ubicación.

Conjunto escultórico del Transparente en la Catedral de Toledo
Conjunto escultórico del Transparente en la Catedral de Toledo

Grandes festejos por su inauguración

A la finalización de la obra, inaugurada el 9 de junio de 1732, se celebraron grandes festejos, solemnidades religiosas y grandes procesiones. Entre las actividades profanas destacan las corridas de toros (hacía varios años que no se realizaban), iluminaciones (decoraciones con velas y fuegos artificiales) El Transparente, en esta época se consideró como “la perla de la Catedral” y la “octava maravilla del mundo”.

“La ciudad se engalanó con recibimientos, arcos triunfales, estatuas alegóricas, jardines fantásticos, pavimentos de flores, costeados y realizados entusiásticamente por el Ayuntamiento, conventos, ordenes religiosas, gremios y cofradías; toda la ciudadanía participó en esta obra de arte total”. (Velázquez, A.S.)

Parte de la girola y el Transparente de la Catedral de Toledo
Parte de la girola y el Transparente de la Catedral de Toledo

Los mensajes de Narciso Tomé ocultos en el Transparente

Luis Moreno Nieto nos contaba en ABC en 2003: “Todos los guías de la catedral dicen a los turistas que visitan la catedral que la columna de la izquierda que sujeta el arco del lucernario está torcida de intento porque Narciso Tomé quiso demostrar que le sobraba solidez a la fábrica, frente quienes vaticinaban un derrumbamiento de la bóveda clave. Es posible. El grupo de ángeles de la derecha ha conseguido aplomar la columna que custodian, y observan, riéndose, los esfuerzos de los de enfrente para poner derecha la suya.

Es un caso realmente singular de humorismo, frecuente en la pintura y aun en la escultura, pero muy raro en arquitectura. Hay quien dice que lo que realmente quiso significar el autor en esta columna torcida y apalancada por un ángel es la desproporción entre el débil ser humano y la fuerza infinita de lo sobrenatural que nos agobia con su inmensa grandeza.”

Transparente de la Catedral de Toledo
Transparente de la Catedral de Toledo. Las pinturas se están deteriorando por la acción de la humedad. Hay prevista una próxima restauración del conjunto. Foto: David Utrilla.

El pez dorado del fin del mundo

El Arcángel Rafael sostiene en su mano derecha, a gran altura, un enorme pez dorado que simboliza la curación de la ceguera del padre de Tobías. Rafael significa “medicina de Dios”, y está asociado a tan milagrosa curación. El pez que cura, en este caso como imagen de Cristo, cuyo humo tras quemar su hígado ahuyentó al demonio Asmodeo que atormentaba a Sara y cuya hiel curó de la ceguera a Tobit.

Los toledanos cuentan a sus hijos y nietos que el día que este pez caiga de su ubicación en las manos del Arcángel, numerosas desgracias podrían ocurrir en Toledo. Hemos escuchado múltiples versiones: que se inundará la Catedral (es un destrozo muy recurrente en las tradiciones de la Catedral de Toledo), que se derrumbará la Catedral e incluso que podría hundirse toda la ciudad de Toledo y sobrevenir el fin del mundo. Esperamos que el pececito siga ahí durante muchísimo tiempo.

Transparente de la Catedral de Toledo, por David Utrilla
Transparente de la Catedral de Toledo, por David Utrilla. En primer plano, el famoso Pez Dorado sujeto por el Arcángel Rafael.

El torrente de agua bajo la Catedral

La inundación que muchas tradiciones sobre la Catedral predicen si cae el pez, si se mueve tal Virgen, etc., se debe probablemente al ruido que cuentan que se percibe si acercamos la oreja al altar de mármol que hay bajo la Virgen del Transparente. También otras personas dicen que este mismo murmullo de agua corriendo bajo el suelo de la Catedral se escucha en ciertos pilares y columnas.

Fuentes:

Algunas fotografías de este artículo han sido facilitadas por el fotógrafo de Toledo David Utrilla (visita su web aquí)

-Ads-

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, escriba aquí su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.